85 de 1.001 canciones que hay que oir antes de morir.- “That´ll be the day” por Buddy Holly (1.957)

Buddy Holly (19361959) compositor y cantante estadounidense, se le considera uno de los más destacados pioneros y creadores del rock and roll de la década de 1950. Murió con sólo 22 años en accidente de aviación.

Aunque durante su corta trayectoria de 5 años solo publicó 3 álbumes, su innovación sirvió de inspiración e influencia para muchos músicos como The Beatles, The Beach Boys, The Rolling Stones, Don McLean y Bob Dylan.

Fue uno de los primeros artistas que ingresaron en el Salón de la Fama del Rock and Roll en 1986, después de Chuck Berry, James Brown, Ray Charles, Sam Cooke, Fats Domino y The Everly Brothers.

En 2004 la revista Rolling Stone situó al músico en el puesto n.º 48 en su lista The 100 Greatest Singers of All Time.

Al principio Holly se dirigió hacia la música country, pero su interés por ese genero duró hasta que vio por primera vez actuar a Elvis Presley en 1955. Cuando terminó el show, Holly se dirigió al camerino de Presley y se hizo amigo de él. Presley invitó al dúo (Buddy tocaba con otro pollo, un tal Montgomery) para que fuesen sus teloneros.

Posteriormente, forma un grupo llamado The Crickets obteniendo grandes éxitos en los años 56 y 58, incluido nuestro tiroriro que llegó al número uno en los Estados Unidos y en el Reino Unido.

Luego Buddy se separó de “The Crickets” y decidió unirse a una  gira de músicos llamada “Winter Dance Party” durante la que tenia que dar tropecientos conciertos en 24 ciudades 3 semanitas.

La gira se desarrolla en condiciones infernales. Los músicos se trasladaban de una ciudad a otra en un viejo autobús. Por la noche, se hielan de frío, pues el autobús tiene la calefacción estropeada. Un día, Holly decide fletar una avioneta para llegar junto a otros compañeros a la siguiente ciudad, y poder así disfrutar de la noche previa en un hotel. En el último momento, los dos acompañantes de Holly acceden ceder sus plazas a Ritchie Valens y a Big Bopper. Es febrero de 1959. La avioneta despega en medio de una intensa tormenta de nieve a la una de la mañana. Pocos minutos después cae en picado. Todos los ocupantes fallecen al instante en Clear Lake, Iowa.

La muerte de Holly, Ritchie Valens y Big Bopper –tragedia conocida como El día que murió la música– causó un gran impacto en su época. El trágico accidente inspiró a Don McLean para escribir, en 1971, su popular canción American Pie“, en que se refiere al día del accidente como El día que murió la música (“The Day That Music Died”).

La música de Buddy fue muy innovadora en su momento. Utilizó instrumentos poco usuales en el rock & roll, como la celesta  o las percusiones latinas.

Durante el periodo de 1957 a 1958 Buddy Holly y The Crickets encadenaron una sucesión de sencillos que lo convirtieron en unos de los artistas más populares de su tiempo: “Peggy Sue“, “Oh Boy!“, “Not Fade Away”, “Everyday”, “Rave on“, “Maybe baby” y “It’s So Easy“, son algunos de las más de 20 canciones que colocaron en el Top 100 a ambos lados del Océano Atlántico, y algunos más exitosos en el Reino Unido que en los Estados Unidos.

Buddy Holly tuvo una gran influencia sobre los grupos británicos que comenzaron en los años 60.

De él parece que tomaron su nombre The Beatles, ya que Beatles significa en inglés algo así como “escarabajos” siendo una referencia/homenaje a The “Crickets”, que en inglés es grillos.

George Harrison parece que aprendió a tocar la guitarra con los discos de The Crickets, y, de hecho, los Beatles grabaron alguna versión de alguna canción de Buddy como “Words of Love“, así como también The Rolling Stones que grabaron su versión de “Not Fade Away

Paul McCartney es uno de los fans mas acreditado de Buddy y, además, propietario de los derechos del catalogo entero de sus canciones.

Tan es así, que entre 1978 y 1986, McCartney organizó anualmente “The Buddy Holly week“; además produjo y narro el documental “The real Buddy Holly story” en 1982.

En cuanto a Buddy en el cine, ahí van algunas referencias.

En 1978 tenemos la peli The Buddy Holly Story que recibió 3 nominaciones en los Premios Óscar de 1979 y ganó el de banda sonora.

http://www.filmaffinity.com/es/film303148.html

En la película de 1987 La Bamba que trata sobre la vida de Ritchie Valens, también aparece por allí Holly (recordemos que Ritchie Valens era uno de los compañeros en la avioneta fatídica)

La canción se encuentra en el puesto n.º 39 en la lista de las 500 mejores canciones de la historia de la música, según la revista Rolling Stone. “That’ll Be the Day” esta inspirada, según se dice, en una frase que el personaje interpretado por John Wayne, repite insistentemente en la película The Searchers (Centauros del desierto).

Valoración

Canción amable y -como ha quedado acreditado- históricamente importante pero oída hoy a mi no me provoca una gran conmoción. Un tres para el desafortunado Buddy.