70 de 1001 canciones que hay que oir antes de morir.- “Every time we say goodbye” por Ella Fizgerald (1.956)

Seguimos con otra de Cole Porter y van tres, pues los dos anteriores tiroriros fueron también compuestas por él, y seguimos también con Ella Fitzgerald a la que le dedicamos la penúltima entrada.

Esta canción también pertenece al doble álbum “Cole Porter Songbook” que fue el primero de los 8 álbumes que Ella hizo a partir de 1956 interpretando canciones de grandes compositores americanos, proyecto en el que se embarcó al cambiar a su nueva compañía discográfica “Verver”.

Porter había compuesto esta canción en 1944 para el musical “Seven lively arts”. Se trata de una canción de amor, con una corta y sencilla letra y una también sencilla melodía. Dice el libro de los tiroriros que Porter resalta la melancolía del tema subrayando las ultimas palabras con el paso de una feliz clave mayor a una triste clave menor mas típica del blues. Este momento de cambio de tonalidad es fácil distinguirlo pues la letra lo señala cuando dice: but how strange the change from major to minor.

Animada por el éxito de este álbum (pues parece que a mediados de los 50, Ella estaba en baja forma en cuanto a éxito comercial se refiere) hizo los 8 álbumes menciondos dedicados entre otroa a Rodgers & Hart, Duke Ellington, Irving Berlin y los hermanos Gerswhin.

Pues 4 estrellitas bien servidas.

Everytime we say goodbye, I die a little,
Everytime we say goodbye, I wonder why a little,
Why the Gods above me, who must be in the know.
Think so little of me, they allow you to go.
When you’re near, there’s such an air of spring about it,
I can hear a lark somewhere, begin to sing about it,
There’s no love song finer, but how strange the change from major to
minor,
Everytime we say goodbye.

When you’re near, there’s such an air of spring about it,
I can hear a lark somewhere, begin to sing about it,
There’s no love song finer, but how strange the change from major to
minor,
Everytime we say goodbye.

Anuncios