91 de 1001 canciones que hay que oir antes de morir.- “It´s only make believe” por Conway Twitty (1.958)

Harold Lloyd Jenkins, conocido artísticamente como Conway Twitty (19331993) fue uno de los artistas más laureados de la música country en Estados Unidos, aunque también frecuentó otros estilos, como es el caso del tirorito de hoy.

Hasta 2000, tuvo el récord de tener la mayor cantidad de números uno en las listas de sencillos de country (45 para ser exactos). No me pregunten quien batió ese record.

Para mi lo mas interesante de este pollo es que su tío abuelo era el conocido actor de cine mudo, Harold Lloyd.

El tiroriro de hoy fue el primero de sus grandes éxitos.

Valoración del tiroriro

La canción (no tanto la voz) recuerda a la estructura de las canciones del gran Roy Orbison: partiendo de una tesitura bajas va in crescendo hasta los registros mas altos. Dado que se asemeja al gran Roy que menos que otorgarle 3 estrellas. Observen que he cambiado el sistema de votación aunque no se que coño pasa que al principio le di accidentalmente un 1, ahora le he dado un 3 y no me lo deja cambiar. Maldita informática. Si no funciona el nuevo sistema, volveremos al tradicional.

Conway tiene un gran parecido con Ramón Garcia, el presentador de las campanadas.

Como verán hoy no puedo ser mas breve pero es que (a) el tiroriro no merece mas investigación y (b) me voy una semana de vacaciones con lo que tenga que cerrar algunas cosas y ando pillado de tiempo.

Quiero agradecer las loas y parabienes que hacia mi persona y este tiroriro´s book han hecho recientemente Nsimalen y Bakunin. Halagos que sin duda merezco, como manifestó Unamuno en famosa anécdota que les traigo a continuación.

Resulta que Alfonso XIII decidió otorgarle la Gran Cruz de Alfonso X el Sabio a D. Miguel de Unamuno, escritor de obras como Niebla o La tía Tula. Ante tal galardón el escritor le dijo al rey:
Me honra majestad, este galardón que tanto merezco.
A lo que el monarca sorprendido respondió:
Me extraña esa afirmación, pues todos los premiados afirman que no se lo merecen.
A lo que Unamuno contestó:
Efectivamente, los otros, no se lo merecían.

Pórtense bien en mi breve ausencia

90 de 1001 canciones que hay que oir antes de morir.- “Johnny B. Goode” por Chuck Berry (1.957)

No llevo la cuenta de las veces que hemos dicho en estos tiroriros que si éste o aquel fue el inventor del rock. Pues bien, parece que existe cierto consenso en considerar a Chuck como, al menos, el que puso todas las piezas esenciales del R&R juntas.

Solamente con mencionar algunas de sus canciones en los 50 y la primera mitad de los 60 nos hacemos idea de  la calidad de la música de Chuck y de su importancia en la música rock: “Roll Over Beethoven“, “Rock and Roll Music“, “Route 66” “Johnny B. Goode” , “Maybellene” “School day”, “Carol”, “Sweet little sixteen”, “Menphis Tennessee”, “Reelin’ and rockin”, “Around and around”, “Little Queenie” o “Too much monkey business”.

Mas adelante compuso canciones como “You never can tell” (que hace poco me he dado cuenta que es una de las famosas canciones que aparece en “Pulp Fiction”) o “Nadine”.

Su último gran éxito fue en 1972 con el single “My ding-a-ling“, una canción que llegó al número 1 tanto en USA como en UK.

La revista Rolling Stone lo califica como el intérprete n.º 5 de toda la historia en su lista “The Immortals“, superado únicamente por The Beatles, Bob Dylan, Elvis Presley y The Rolling Stones y, en cuanto a la guitarra, esta revista lo sitúa como el 6º mejor guitarrista de todos los tiempos. ¿Quiénes son los 5 primeros guitarristas? Supongo que irán saliendo…

Johnny B. Goode que quizás sea su canción mas popular, es considerada la mejor canción de guitarra de la historia del R&S según dicha revista. (Un inciso: llevo toda la vida confundido: yo siempre pensé que la canción era “Johnny be good!”, es decir, “Johhny sé bueno”, pues no…

Esto me recuerda a una divertida escena que le ocurría a un personaje (creo que era a Resines) en “Opera prima” la primera peli de Trueba. Se encontraba con un viejo amigo del colegio y le decía:

–         ¿te acuerdas cuando cantabamos pomporrutas imperiales?

–         ¿pomporrutas?  ¿Qué dices pomporrutas?

–         Si, hombre “pomporrutas imperiales caminando hacia dios…” (cantando)

–         No, hombre era “Voy por rutas…”

–         Joder, pues yo siempre había cantado “pomporrutas” no le veía mucho sentido pero…

Pues yo toda la vida apelando al buen comportamiento de Johnny y resulta que era el apellido…

Y ahora, cumplimentados los chascarrillos correspondientes vamos a hablar del buen Chuck.

Charles Edward Anderson “Chuck” Berry (Saint Louis, Missouri) nació en 1.926, afortunadamente vive todavía con 86 castañas. De los últimos tiroriros recordemos que Nat King Cole y Sam Cooke, murieron con 46 y 33 años respectivamente,

Su padre, al igual que hemos visto con Nat y Sam, era diácono/sacerdote o como quieran Uds que se llame eso. Desde su infancia escucha blues y las melodías de Nat King Cole (uno de sus grandes ídolos).

En 1955 se va a Chicago (otro punto en común con Nat y Sam Cooke) donde lanza su “Maybellene”, y “Roll Over Beethoven“, que son grandes éxitos.

En 1959, Berry tiene sus primeros problemas con la justicia después de contratar a una menor de edad para trabajar en un club de su propiedad en Saint Louis. Parece que la muchacha no solo se ocupaba del guardarropa sino que dedicaba sus atenciones sin duda más agradables a los clientes del local por lo que Berry acabo siendo acusado de tráfico de menores para propósitos sexuales. Fue condenado a 2 o 5 años (que aquí hay discrepancias en las fuentes que manejo).

En los 70, Berry viajó durante muchos años con la única compañía de su guitarra Gibson, seguro de que fuera donde fuera podría encontrar una banda que conociera su música y a la cual pudiera contratar, pero por lo visto sus actuaciones no estaban a la altura de su prestigio debido a que, claro, cambiar de músicos en cada pueblo hacia que la ejecución de las canciones no fuera todo lo perfecta que se le suponía.

Vuelve a tener problemas con la ley en 1979 acusado de evasión de impuestos. Fue condenado a 4 meses de cárcel y a realizar 1.000 horas de servicio a la comunidad mediante conciertos benéficos, fíjense Uds. lo creativa que es la justicia americana.

Berry volvería a ser tema de atención al principio de los 90 por su supuesto voyeurismo en los cuartos de baño femeninos de un restaurante de su propiedad. Evolucionando hacia “viejo verde”

Por lo visto no es un tipo de carácter fácil. En una ocasión echó del escenario a Keith Richards cuando éste subió por sorpresa a tocar con su ídolo; en otra ocasión parece que llegaron a intercambiar algún sopapo en el camerino.

Como pionero del rock and roll, Chuck Berry influyó de modo decisivo en otros músicos (también pioneros) que ya han pasado por aquí Bill Haley, Little Richard y Buddy Holly y otros que no han pasado como Ritchie Valens.

John Lennon, devoto de Berry, tomó prestado un verso de la canción de Berry “You Can’t Catch Me” para su canción “Come Together” para…luego ser demandado posteriormente por los administradores de Berry.

Angus Young de AC/DC, siempre ha citado a Berry como una de sus influencias más grandes, siendo famoso por imitar sobre los escenarios el “andar de pato” (duckwalk) de Berry.

En este video, vemos el famoso paso del pato (indudablemente mas admirable que el paso de la oca) que normalmente se realiza durante un solo de guitarra y que consiste saltar en un solo pie, mientras que se mantiene el otro en el aire apuntando hacia la dirección que se avanza y agitándolo hacia arriba y hacia abajo. Yo hago eso e ingreso en “urgencias”

El número de cantantes que interpretaron canciones de Chuck es infinito; citemos a los Beatles que llegaron a interpretar más de 6 de sus canciones.

En cuanto al tiroriro de hoy, “Johnny B. Goodeocupa el puesto 7 de las  500 mejores canciones de todos los tiempos, según la revista Rolling Stone, y, ya lo hemos dicho, el número 1 en la lista de Las 100 canciones de guitarra más grandes de todos los tiempos.

La canción es la versión rock and roll del sueño americano —un pobre chico del campo tiene el sueño de convertirse en una estrella a base de arduo esfuerzo y su destreza tocando la guitarra—.

La grabación de esta canción de Berry fue incluida en el Disco de oro de las Voyager, incluida en la sonda espacial Voyager. O sea que cuando enviaron la nave al espacio pusieron junto con obras de Beethoven o Bach esta canción para que si caía en manos de algún marciano supieran el jolgorio que se vive en nuestra planeta. Hombre, un poco de exageración a la que acostumbran los americanos…

Valoración del tiroriro

La canción, y especialmente el video, no tienen desperdicio. Por favor, disfruten de las evoluciones de Chuck que abre las piernas casi en “espagat” mientras sigue tocando la guitarra, que la vuelve del derecho, del revés que se la pone por aquí y por allá, que hace su baile de pato, etc…¡Que monstruo! Hay un momento divertido en el que toca los platillos de su bateria, se queda parado y se “reactiva” con el platillazo…

Me parece una obra maestra. Berry tiene 7 canciones en los 500 de la RS lo cual indudablemente es mas justo que el tratamiento que le dan en tiroriro´s book, (con solo esta canción), me dan ganas de abandonar temporalmente los tiroriros y abrir un nuevo blog con los 500 de la RS.

89 de 1001 canciones que hay que oir antes de morir.- “You send me” por Sam Cooke (1.957)

Sam Cooke, (19311964) es considerado por algunos como El Rey del Soul (título que compartiría con Otis Redding).

Fue el primer cantante negro en fundar su propia discográfica y fue un gran activista del Movimiento por los Derechos Civiles y uno de los cantantes de su época con mayor audiencia blanca.

Como vimos en la ultima entrada, no es raro que los cantantes crezcan en un entorno religioso, en el que empiezan a hacer sus primeros pinitos musicales. Su padre era ministro de la iglesia evangélica. Como un calco de la vida de Nat King Cole, también la familia se traslada en su infancia a Chicago.

Comenzó en grupos de gospel (otro elemento común a muchos cantante de la época). Su primer éxito dentro de la música popular llegó con Lovable en 1956 y en 1.957 con el tiroriro de hoy.

Con sus éxitos iniciales, funda su propia empresa discográfica (hecho inédito en la época) SAR Records, aunque más tarde la abandona para firmar contrato con RCA Victor.

Un gran admirador de Cooke fue Rod Stewart que siempre afirmó que le influyó muchísimo en su música. Stewart versiono el tirorito de hoy entre otras muchas canciones de Cooke.

Cooke murió sólo con 33 años en 1964, acribillado a balazos por la dueña de un motel de baja estofa en circunstancias poco claras. Parece que una señorita con la que estaba haciendo una guarrerida española (a pesar de que el sinverguenza de Sam estaba casado, ainnns..) le robo 5.000 dólares y también su ropa para evitar que la persiguiese. A pesar de estar en pelota picada, Sam no se amilanó y fue corriendo por el hotel para recuperar la pasta. Era un tio de 1.78 metros, así que la dueña al ver un tipo corriendo por ahí en pelota picada y en circunstancias harto sospechosas le descerrajo varios tiros y ahí se quedó el pobre.

Valoración crítica

Hace tiempo mi parienta me regalo un CD con los “grandes éxitos” de Sam Cooke, por lo que creo conocer bastante bien sus muy buenas canciones. El tiroriro de hoy merece 4 estrellas. En el listado de los 500 de la Revista Rolling Stone, Cooke tiene 4 canciones (la de hoy incluida) y en el libro de los tiroriros tiene dos, así que nos queda otro por estudiar.

Turno de replica y curiosidades

D. Basuril, lamento comunicarle que en el libro de los tiroriros The Doors solo tiene una canción, pero es que en la revista R&S tiene…2. Ya hemos hablado de las carencias de este tipo de listados, que le vamos a hacer.

D. Nsimalen, bienvenido, ya le veo asentado en su reciente destino congoleño con toda la tecnología a su alcance.

Sobre la entrada anterior, debo decirlo que efectivamente la versión original de “When I fall in love…” no era de Nat sino de…Doris Day (1.952). Y acierta Ud. al decir que la canción es buena a pesar de que, contradictoriamente, sólo la da 2 estrellas; la compuso el conocido compositor de bandas sonoras Victor Young autor, entre otras, de la banda sonora de la maravillosa Shane (“Raices profundas”) y de esa que tanto les gusta a Ud. y a D. Bakunin y que yo tanto detesto: “El hombre tranquilo”. Sugerencia para las sabaneras: póngame un dia “Shane”, hombre.

Buscando en google información sobre Sam Cooke, me sale información de esta bella señorita.  Si ponen Uds. en google “Sam Cooke” y le dan a “imágenes” verán un muestrario bastante acabado de lo maciza que está la homónima de nuestro protagonista. Para que no hagan esfuerzos les agrado la vista con uno de sus…retratos.

sam

79 y 80 de 1.001 canciones que hay que oir antes de morir.- “Take my hand, precious lord” por Mahalia Jackson (1.956) y “Folsom prison blues” por Johnny Cash (1.956)

Hoy también tenemos dos entregas y seguimos anclados en 1.956.

La primera es una canción gospel bastante pesada de esta oronda mujer, cuya cabeza parece jibarizada en relación a su inmensidad corpórea. Luther King consideraba esta canción como una de sus favoritas: de hecho esta canción se cantó en los funerales del propio Luther King. Cuatro años mas tarde, Aretha Franklin interpretó la pieza en el funeral de la propia Jackson.

Se considera a Jackson como la mejor interprete de gospel o de “spirituals” de todos los tiempos, contribuyendo decisivamente a la difusión de este tipo de música, a la que permaneció siempre fiel. Solo hizo una excepción para cantar música profana, cuando grabó con Duke Ellington, un hombre también muy religioso, el disco “Black Brown and Beige“.

Me aburre, le doy un 1.

Folsom Prison Blues” estaba incluida en el primer disco de debut de Johnny Cash.

La historia cuenta que Cash escribió esta canción en 1952, mientras hacía su servicio militar en una base que el ejercito americano tenía en Alemania Occidental. La inspiración para esta canción nace después de ver una película que se llamaba “Inside the Walls of Folsom Prison” junto a sus compañeros de instrucción militar.

Esta canción es una de las más conocidas dentro de la extensa carrera musical de Cash que ya ha tenido su tiroriro en este blog hace dos entregas.

La letra va de un hombre solitario, que vivía en los trenes de carga y que tras asesinar a un hombre en Reno (Nevada) va derechito a prisión, como dios manda.

El protagonista de la historia dice: “I shot a man in Reno just to watch him die“, (es decir, maté a un hombre sólo para verle morir) Sobre esta frase, Cash mencionó que la había escrito después de “pensar en cual podía ser la peor razón para matar a una persona“. Pues mira que bien, ¿no te da vergüenza Cash?

Folsom Prison Blues” fue lanzada nuevamente en 1968, en versión grabada desde el histórico concierto que Cash dio precisamente en la Prisión de Folsom. En esta oportunidad la canción se hizo más famosa, convirtiéndose en un clásico de los conciertos del “hombre de negro”. Pues con 3 estrellas va servida.

El próximo Jueves no habrá entrega tiroriresca.

Mientras tanto, les hago una recomendación del documental “Searching for sugar man ”que podrán ver en un enlace abajo (en versión pirata pero de gran calidad) sobre la rocambolesca historia del cantante norteamericano de ascendencia mejicana Sixto Rodríguez que llegó a tener un éxito enorme en algunos países africanos (especialmente, Sudáfrica) durante los años 70. La “gracia” del asunto es que el pobre Sixto no se enteró de ese éxito hasta muchos años después.

Los derechos de autor que le hubieran correspondido por las ventas de sus discos seguramente se los quedo algún instituto Noos u otra Sociedad Sinónimo de lucro por el camino.

Él pobre Rodriguez despues de fracasar con dos discos en USA, decidió volver a trabajar como albañil y ya permaneció en el “economato” hasta que se rescató su historia a través de este documental que ha ganado el Oscar de este año.

El documental está, desde algunas semanas, en el número 1 de Film Affinity. Me han gustado tanto algunas de las canciones, que me he comprado la banda sonora de la peli, con el objetivo adicional (uno es  así de bueno) que le pueda llegar al pobre Rodriguez, algún beneficio económico a sus 70 años y en compensación de tan mala suerte y flagrante injusticia.

 Les recomiendo el documental vivamente.

http://www.peliculas4.com/ver-searching-for-sugar-man-2011-online-9-6232.html

 

 

 

 

 

 

 

72 de 1.001 canciones que hay que oir antes de morir.- “Heartbreak Hotel” por Elvis Presley (1.956)

Decíamos ayer…

Es curioso que un tío con ese tupé como Elvis (Aaron) Presley naciese en un sitio tan apropiado como Tupelo (Mississipi) en 1935. Murió en Memphis (Tennesee) en 1977 con 42 años. Se le conoce como «el Rey del rock and roll» o simplemente «el Rey».

Presley es considerado como una de las figuras más importantes de la cultura popular del siglo XX. Tenía una voz versátil y consiguió el éxito en muchos géneros, entre ellos el country, el pop, las baladas, el gospel y el blues. Asimismo, se trata del solista con más ventas en la historia de la música popular.

Supongo que Elvis – si los autores del libro de los tiroriros son gente sensata- saldrá varias veces en el blog, por lo que fraccionaremos los cotilleos sobre su vida en varias entregas como hace Bakunin con Solaris, o sea que en esta entrada solo os daré unas breves notas de su vida hasta 1.956, fecha del tiroriro de hoy.

Nació en una familia muy modesta. Su padre tenia 18 años cuando vino al mundo y su madre 22. Como curiosidad, cuando nació Elvis su hermano gemelo ya venia muerto media hora antes. Cuando Elvis tiene 3 años, a su padre le caen unos meses en prisión por falsificar un cheque del dueño del terreno donde tenían su modesta casa de 2 habitaciones (en USA vas a la cárcel por cosas como esas), con lo cual la familia tiene que dejar la casa y se van a vivir con unos parientes. Mientras el marido está en prisión la madre trabaja de costurera sustentando al pequeño Elvis, hijo único y por lo que se sabe bastante “enmadrado”.

Con 13 años, se instalan en Memphis, uno de los centros musicales de USA y con 19 años, se edita su primer single y empieza a popularizarse su música en la radio.

En 1955 ficha por RCA y al año siguiente lanza el tiroriro de hoy Heartbreak Hotel, del cual vendió 300.000 mil ejemplares en 3 semanas siendo el primero de sus discos de oro.

También edita su primer elepé, titulado Elvis Presley, que alcanzó 1 millón de copias, y se compromete durante 7 años con los estudios Paramount, ávidos de contratar a un ídolo juvenil emergente que, ya por aquel entonces, provocaba ataques de histeria entre las asistentes por sus excitantes actuaciones en vivo, en las que asombraba con sus sensuales contoneos y su fuerza escénica, característica bastante poco usual en ese momento, especialmente en un cantante blanco. Todo ello hizo aumentar la fama de Elvis por toda USA.

Por aquel entonces, sus apariciones televisivas empezaron a ser habituales y las cantidades ingresadas por éstas alcanzaron cifras récord en la historia del medio. Paralelamente a su imparable ascenso a la fama mundial, algunos sectores conservadores de la sociedad estadounidense se opusieron con tesón tanto al personaje como a su música, que tildaban de pervertida e inmoral, en particular a raíz de su celebérrimo movimiento de cadera, cuyo impacto fue tan inmediato que el cantante recibió el apodo de Elvis Pelvis.

Como culminación del meteórico año de 1956, el 16 de noviembre se estrenó en Nueva York con gran éxito Love me tender, el primer film que protagonizó Elvis Presley, y el Wall Street Journal le dedicó un artículo en el que destacó los 22 millones de dólares que el merchandising asociado a su imagen llevaba recaudados hasta aquel momento (que es mas o menas lo que Bárcenas gana un día en un golpe de suerte en la bolsa).

Y hasta ahí puedo contar. El video que subo es de ese año 1.956. El presentador, de hecho, le presenta como una estrella emergente de éxito imparable (como una bola de fuego, acertaran a entender algunos). Me encanta Elvis, si bien esta canción no es una de las mejores. No me gusta tampoco el sonido metálico del contrabajo, precisamente esos toques descendentes de la canción son parte de su gracia y aquí quedan un poco amortiguados. 4 estrellitas, pues.