111 de 1001 canciones que hay que oir antes de morir.- “Mack the knife” por Bobby Darin (1.959)

Retomemos el blog antes de que otros lo “okupen” que a D. Bakunin le veo con oscuras intenciones…

Bobby Darin, (seudónimo) 1936 – 1973, fue un cantante muy popular e ídolo de adolescentes de las décadas de 1950 y 1960.

Trabajó también como actor en varias películas, llegando a estar nominado a un Óscar en 1964, por su papel de soldado en la película Capitán Newman M.D.

El tiroriro de hoy viene de la ópera o música de Kurt Weill Three Penny Opera. La canción estuvo como número 1 cerca de 8 semanas en la lista de Billboard en el año 1959.

Junto con Beyond The sea, es sin duda la canción más importante y representativa de este pollo pera. La última canción citada no fue nº 1 pero vendió varios millones de ejemplares y gracias a ella ganó un premio Grammy en 1960. La canción “Beyond the Sea” fue cantada por el cantante inglés Robbie Williams, en los títulos de crédito de la película “Buscando a Nemo”

Hizo incursiones en la política, trabajando en 1968 para la campaña presidencial de su amigo Robert Kennedy.
En 1973 Darin murió en una operación cardiaca.

En 2004, Kevin Spacey protagonizó y dirigió Beyond The Sea una película que narra la vida de Bobby Darin. Para más información sobre la peli me remito a:
http://www.filmaffinity.com/es/film351467.html

Valoración

Aburrida que te matas, con esos chasquidos de dedo tan pesaos. La canción te suena pero hasta ahí llega su interés. Le veo a la canción gran parecido a esa que canta me parece que se llama “Gato Perez” la de “la vida te da sopresas…”. La estructura y progresión de la canción es idéntica.

Anuncios

110 de 1.001 canciones que hay que oir antes de morir.- “Shout” por The Isley Brothers (1.959)

The Isley Brothers, dice la Wiki (no se fíen, por tanto) que tiene el récord de ser el grupo que más tiempo ha permanecido en activo en la historia del rock: desde 1.954 este grupo ha pasado por todos los estilos como el gospel, doo-wop, rhythm and blues, soul, funk, rock, soft rock e, incluso, el hip hop.
Hasta 1959, los Isley Brothers pasaron prácticamente desapercibidos en su carrera profesional y sin un solo éxito, hasta el tiroriro de hoy “Shout!”.

Valoración crítica.
Servidor, en sus años mozos, se habrá lanzado más de una ocasión a la pista movido por el grito inicial de guerra de esta canción y bailado como poseído por el espíritu de Montoro, entre espasmos y epilepsias varias como lo hacen estos simpáticos jovenzuelos. El problema de la canción es que tiene muy buen arranque (ya saben, el verbo “arrancar” es el verbo de moda y lo uso en consecuencia) pero luego se desinfla y da pereza escucharla en su totalidad. Así que esto son 3 estrellas, Ahora voten Uds. en conciencia.

109 de 1.001 canciones que hay que oir antes de morir.- “Ne me quitte pas” (1.959) por Jacques Brel

Jacques Romain Georges Brel (1929 – 1978), conocido artísticamente como Jacques Brel, fue un cantante belga, actor y cineasta siendo el tiroriro de hoy su canción más internacional.

Fue el gran líder de la canción de autor francesa de la década de 1950 y principios de la de 1960, hasta su práctica retirada como cantante en 1966. Comprometido con las corrientes intelectuales progresistas, sus canciones reflejaban el ambiente de inquietud social y religiosa de su época.

Aunque nació en Bélgica vivió parte de su vida en París y sus últimos años en las Islas Marquesas en la Polinesia Francesa, donde está enterrado junto a otro ilustre que vivió por esos parajes: Paul Gauguin.

En 1953 publicó su primer disco y se va a París, donde se dedicó a escribir música y canciones que cantaba en cabarets y music-halls. En 1956 lanza la canción Quand on n’a que l’amour que es su primer gran éxito.

Sus temas son muy variados, explorando el amor (Je t’aime, Litanies pour un retour, Dulcinéa), la sociedad (Les singes, Les bourgeois, Jaurès) y preocupaciones espirituales (Le bon Dieu, Dites, si c’était vrai, Fernand).

Aunque se le considera un maestro en las letras, la parte musical de sus composiciones también es de primera calidad y no están limitadas a un estilo. Compuso tanto melodías vivaces y llenas de ritmo (L’aventure, Rosa, Au printemps) como canciones solemnes y tristes (J’en appelle, Pourquoi faut-il que les hommes s’ennuient?).

Compuso y grabó sus canciones casi exclusivamente en francés. Es ampliamente reconocido en los países francófonos como uno de los mejores compositores en francés de todos los tiempos.

En 1965 realizó su primer viaje a los Estados Unidos con un éxito inesperado, que llevó a los más reputados intérpretes norteamericanos y británicos (Frank Sinatra, Neil Diamond, entre otros) a incluir versiones de sus temas en sus respectivos repertorios.

Antes de efectuar su anunciada retirada emprendió la presentación de uno de sus más viejos y queridos proyectos: su homenaje a Don Quijote, plasmado en L’homme de la Manche, en el teatro de Los Campos Elíseos de París.

En 1966 abandona la canción. En 1967 actúa en su primer largometraje, Les Risques du métier de André Cayatte. Más tarde, en la película Mon oncle Benjamin.

En 1973 se va a las Islas Marquesas, donde está hasta 1977. Vuelve a París y graba su último disco.

Muere de cáncer de pulmón en París en octubre de 1978 (muy joven, con 49 años)

Respecto al tiroriro de hoy un poco de sálvame de luxe

Cuando Brel se va a Paris deja en Bruselas a su mujer y sus tres hijas y se enrolla con una tal Suzanne Gabriello; cuando esta queda embarazada, él le promete que se divorciaría, pero lejos de ello se echa para atrás y se lía con otra. Ella después de un intentó de suicidio lo abandona. Fue entonces cuando, desgarrado por el miedo, Brel escribió Ne me quitte pas (No me dejes). Algunos años después diría: «Es la historia de un gilipollas, de un fracasado, de un cobarde».

En francés, la cantarían Edith Piaf, Nina Simone, Sylvie Vartan, Nana Mouskouri, Johnny Halliday o Sting. En su versión inglesa, If you go away, la cantan Ray Charles, David Bowie, Neil Diamond, Julio Iglesias, Frank Sinatra, Cindy Lauper o Patricia Kass. Así hasta más de 3.000 versiones de esta canción desesperada.

Y ya si quieren profundizar con todo tipo de cotilleos aquí va un enlace con toda la información.
http://www.elmundo.es/cultura/2014/03/24/53305fbbca474110348b4575.html

Valoración

Siempre me ha cargado un poco esta canción por su tono lastimero y discursivo; aunque es una canción bella hay algo que no me acaba de convencer para ponerle la máxima calificación: 4 estrellas es una nota justa. No es una de las 10 canciones que me llevaría a las islas marquesas.

108 de 1001 canciones que hay que oir antes de morir.- “I only have eyes for you” (1.958) por The Flamingos

Vengo a reproducirles las previsiones del Tratado de Kinshasa y del Tratado de Coslada Torrejon, en sus artículos 27, 4,  letra j y 10.4. ter in fine a fin de que si así lo desean ejerzan los derecho allí contemplados:

“En aquellos casos en los que el tiroriro comunicado sea notoriamente de ínfima calidad el autor del blog aquitodovale podrá eximir temporalmente y con carácter excepcional tanto de la obligación de visionado, como de las obligaciones de otorgamiento de voto, glosa y comentario sobre el tiroriro afectado por dicha causa de exención.

En el caso de que los titulares de los blog sabaneros y de los salones turquesas y otros derivados optaran por ejercer el derecho contemplado en este artículo, cesará la obligación recíproca del distribuidor y comunicador del tiroriro de votar las denominadas entregas sabaneras semanales así como de los mencionados videos turquesas y otras comunicaciones publicas emitidas los viernes en cualquiera de sus entregas (antes o después del ángelus)”   

The Flamingos es una banda estadounidense de rhythm and blues de estilo doo wop. La banda se caracterizaba por sus voces y por la armonía como grupo. La banda se crea en 1952 y aunque sus integrantes se han reemplazado en varias ocasiones, sigue activa en la actualidad. El mayor éxito de la banda fue la canción I Only Have Eyes for You.

107 de 1001 canciones que hay que oir antes de morir.- “What I´d say” por Ray Charles (1.959)

Cantante, instrumentista y compositor estadounidense, es una de las figuras más relevantes de la música del siglo XX.

En su repertorio puede hallarse el blues, el góspel, el jazz o el soul. Es difícil catalogar sus cientos de grabaciones, quizá por el eclecticismo que siempre le caracterizó.

Dueño de una voz singular, esta era a veces rota y trágica mientras que en otras ocasiones era melodiosa y dulce. Como pianista, su estilo era marcado y percusivo: acordes superpuestos, ritmo frenético o melodías suaves y cadenciosas en las baladas son los rasgos musicales más características de Ray al piano.Tocaba también el saxo aunque muy anecdóticamente.

Nació en 1930 en Albany (Georgia) y murió en 2.003 en California.

Perdió la vista durante su infancia (parece que paulatinamente desde los 5 hasta los 7) por un glaucoma que su familia no pudo tratar por razones económicas.

Fue un autodidacta del piano, pero también recibió clases de música en un centro para invidentes.

En 1951 obtiene su 1ºtop ten” gracias aBaby, Let Me Hold Your Hand” y en 1955 consigue el 2º en las listas de Rythm and Blues con el temaI Got a Woman”.

En esa década de los 50 obtiene importantes éxitos, entre los que destacan “This Little Girl of Mine”, “Drown in My Own Tears”, “Hallelujah I Love Her So”, “Lonely Avenue”, y “The Right Time”.

Pero su mayor éxito llega con la canción de hoy “What’d I Say”, consiguiendo el puesto número 1 de las listas. Tras cambiar de discográfica, adopta un estilo más pop, aunque sin perder la calidad que le caracteriza.

Es capaz de sorprender a medio mundo con un disco en el que utiliza sonidos country. Algunos de sus temas más conocidos de esta época son “Unchain My Heart”, “Hit the Road Jack” y “I Can’t Stop Loving You”.

Con temas como “Busted”, “You Are My Sunshine”, “Take These Chains from My Heart” y “Crying Time”, la popularidad de Ray creció como la espuma.

En 1961, cancela un concierto en Augusta (Georgia) para protestar por las ubicaciones segregadas.

Su buena estrella en la música se vio truncada temporalmente en 1.965, tras una acusación por posesión de drogas, aunque por poco tiempo ya que un año más tarde, en 1966 resurge con un nuevo disco, “Let’s Go Get Stoned

A partir de este disco, Ray se vuelva más acorde a la moda imperante, con sonidos más pop, influido por artistas como Joe Cocker, Van Morrison o Steve Winwood.

Por los años 70 lanza otra canción fundamental en su carrera “Georgia in my mind”

En 1980 Charles hizo una breve aparición en la pelicula The Blues Brothers y años más tarde en su secuela Blues Brothers 2000.

Una enfermedad hepática, que arrastró durante mucho tiempo, no le impidió, pocas semanas antes de su muerte, celebrar su concierto número 10.000 en Los Ángeles.

La última grabación en vida, un disco de duetos titulado Genius loves company (en el que participaron entre otros Van Morrison y B.B. King) fue un auténtico éxito de ventas que se colocó en el nº 2 de las listas de los más vendidos de USA. En febrero de 2005, el disco fue galardonado con ocho premios Grammy, entre ellos el de mejor álbum.

Ray falleció en 2003. Un año más tarde aparece la película “Ray“, biografía del artista dirigida por Taylor Hackford y que presenta una sorprendente actuación de Jamie Foxx en el papel del cantante. Un film candidato a los Oscar por mejor pelicula, por el que Foxx se llevó el Oscar al mejor actor. Película que he visto (Uds. no) y que recomiendo: 7

Valoración crítica.

Esto tiene mucha marcha y mucha fuerza. Quien no mueva los pies debería ser condenado a ver “El año pasado en Marienbad” repetidas veces y en versión original sin subtitulos (aunque para el caso lo mismo da). Me encantan las intervenciones del viento, levantándose por aquí y por alla las trompetas y las del coro femenino, las llamadas Raelets. Supongo que en Coslada gustará. En tierras africanas todo es un misterio. Nota: 4 estrellas.