102 de 1.001 canciones que hay que oir antes de morir.- “Le poinconneur des liles” por Serge Gainsbourg (1.958)

Serge Gainsbourg, de nombre real Lucien Ginsburg (París 1928 – París 1991) fue cantante, compositor, actor y director de cine.

Aunque sus primeras composiciones lo sitúan dentro de la denominada chanson francesa, Gainsbourg exploró otros campos musicales.

 

Escribió también la banda sonora de casi 40 películas y dirigió cuatro: Je t’aime… moi non plus (Yo te quiero…yo tampoco), Equateur, Charlotte For Ever y Stan The Flasher.

 

Su canción más famosa, “Je t’aime… moi non plus“, incluía sonidos simulados de un orgasmo femenino. Aunque originalmente fue grabada con Brigitte Bardot, fue lanzada con Jane Birkin quien sería su futura pareja (Brigitte Bardot se volvió atrás por miedo a que la canción pudiera perjudicar su imagen). Fue considerada pornográfica, y censurada en varios países, entre ellos la propia Francia.

 

Su trabajo más influyente, Histoire de Melody Nelson (1.971) era un “álbum conceptual” basado en Lolita, la novela de Vladimir Nabokov.

 

En 1975, lanzó el álbum Rock Around the Bunker, un disco de rock que tenía como tema principal los nazis. Gainsbourg manejó con maestría el humor negro, recordando la experiencia que él y su familia padecieron durante la Segunda Guerra Mundial. Él mismo tuvo que llevar la estrella de David cuando era niño.

 

En 1976 salió a la luz L’Homme à la Tête de Chou (El hombre de la cabeza de col) apodo con el que solía definirse.

 

En Jamaica en 1978 grabó “Aux Armes et caetera“, una versión reggae del himno nacional francés “La Marsellesa“, con entre otros Rita Marley. La canción le costó amenazas de muerte por parte de los veteranos de la Guerra de Independencia de Argelia. Poco después, Gainsbourg compró un manuscrito original de La Marsellesa, en una subasta por 135.000 francos, y pudo probar a sus críticos que su versión era fiel al original ya que el manuscrito muestra claramente las palabras “Aux armes et cætera…” en el estribillo.

 

Hacia el final de su vida, Gainsbourg se convirtió en una figura habitual de la televisión francesa, donde lanzó su quizá más conocido exabrupto cuando dijo a Whitney Houston “quiero follarte” en un show de sábado por la tarde. Pues no son palabras para horario protegido, no…

 

Sus canciones se volvieron cada vez más excéntricas, desde el manifiesto antidrogas “Les Enfants de la Chance” hasta el dueto con su hija Charlotte “Lemon Incest” un buen ejemplo del gusto de Gainsbourg por los juegos de palabras.

 

Murió en 1991 debido a un ataque al corazón

 

Una de las más habituales intérpretes de los temas de Gainsbourg fue la inglesa Petula Clark, que en 2003 escribió y grabó “La Chanson de Gainsbourg” como tributo al compositor de la mayoría de las canciones que la llevarían al éxito.

 

En 2010 se estrenó una película basada en su biografía titulada Serge Gainsbourg, vie héroïque.

Un poco de rollo biográfico (cuando la Wiki profundiza en algo…)

Durante su infancia, Lucien vive en París en los barrios populares. Su padre se encarga de enseñarle a tocar el piano y le anima a adentrarse en el mundo de la pintura.

 

Los años de la guerra son duros para Lucien, hijo de judíos rusos tiene que  refugiarse  en las provincias del interior y se ve obligado a llevar la estrella de David

 

Ya de vuelta en París, abandona varios institutos. En 1948 fue encarcelado por insumisión durante la realización de la mili.

 

Hasta los 30 años, Serge subsiste con pequeños trabajos: profesor de dibujo, de canto, vigilante escolar, etc., pero lo que le atrae es la pintura. De hecho fue alumno de Fernand Léger, pero abandona rápidamente la bohemia para convertirse en músico en los piano-bar de los casinos de la costa y en los cabarets parisinos.

 

En 1957, Michèle Arnaud, cantante de la «rive gauche» a la que acompaña a la guitarra en sus actuaciones descubre las composiciones de Gainsbourg y lo anima a interpretar su propio repertorio. Michèle fué su primera intérprete, grabando desde 1958 alguno de sus títulos.

 

Su primer álbum, Du chant à la une, en el que aparece el título del tirorito de hoy Le Poinçonneur des Lilas, desconcierta, pero es bien acogido por la crítica.

 

Con la llegada de la época yé-yé, Gainsbourg con 32 años todavía no ha alcanzado el éxito: hace de telonero de Brel o de Gréco, pero el público lo rechaza y los críticos crueles se burlan de sus grandes orejas y su nariz prominente.

 

Fue entonces cuando conoció a unos tales Elek Bacsik y Michel Gaudry y les propuso colaborar en un disco que se convertirá en Gainsbourg Confidentiel, de estilo jazz un tanto moderno con el que…tampoco consigue el éxito, pues a pesar de que algunos dicen que es su mejor disco sólo vendió 1.500 ejemplares.

France Gall y Eurovisión

Sus primeros éxitos llegan a través de sus composiciones para Juliette Gréco (Accordéon, La Javanaise) y Petula Clark (La Gadoue). Sus composiciones para Françoise Hardy (Comment te dire adieu) y sobre todo para France Gall le llevarán a seducir al público joven con una mezcla de ritmos sesenteros como el twist y el beat.

 

France Gall, que tenia sólo 16 años, consigue el primer premio en el Festival de Eurovisión 1965, con Poupée de cire, poupée de son compuesto por Gainsbourg, convirtiéndose en un verdadero hit internacional emitido por todas las radios e incluso interpretado por la misma Gall en japonés.

 

Gainsbourg continua sus éxitos al lado de France Gall gracias sobre todo a la canción Les sucettes  que fue compuesto como prueba de lo inocente que era Gall para descifrar el doble sentido de la letra. France se enteró de su verdadero significado (una “alegoría” de la felación) mientras estaba de gira, lo que la llevo a romper su relación laboral con Serge.

 

Hacia finales de 1967, vive un romance corto pero ardiente con Brigitte Bardot a la que le dedica la canción Initials B.B., tras haberle escrito algunos títulos emblemáticos como Harley Davidson, Bonnie and Clyde, Je t’aime… moi non plus. Esta última canción, de la que hemos hablado ya, será interpretada y llevada a la fama por Jane Birkin. Gainsbourg guardará en secreto la versión original (grabada a dúo con Brigitte Bardot) a petición de ésta, hasta 1986, año en que se convertirá en un auténtico éxito.

 

Los años 70 vienen marcados por la composición de 4 álbumes capitales: Histoire de Melody Nelson en 1971, Vu de l’extérieur en 1973, Rock around the bunker en 1975 y L’Homme à tête de chou en 1976. Aunque al principio tienen poca repercusión comercial (unos 30.000 ejemplares por disco) se convierten en estandartes de la vanguardia de la canción francesa. Por ejemplo, los críticos acogen Melody Nelson como « el primer verdadero poema sinfónico de la era pop ».

 

Con Rock around the bunker lleva la provocación al máximo jugando con la estética nazi. El álbum es rechazado por los programadores de radio que no ven más que una provocación escandalosa, pese a lo cual en 1980 conseguirá el disco de oro.

 

En 1976 se lanza por primera vez a la realización cinematográfica. Su película Je t’aime moi non plus aborda temas tabú como la homosexualidad. Realiza tres películas más, Équateur en 1983, Charlotte for ever en 1986 y Stan the flasher en 1990. Sus películas tienen poco éxito, siempre con temas provocadores en sus argumentos, como el incesto la pedofilia, el exhibicionismo (Stan the flasher)

 

Al mismo tiempo, compone hits como L’Ami Caouette, pero sobre todo el célebre y tenebroso álbum L’Homme à tête de chou con sus tórridas Variations sur Marilou.

 

Las borracheras, el noctambulismo, la decrepitud física, etc.., cada vez más, «Gainsbarre» sucederá a Gainsbourg en ciertas apariciones televisivas, más o menos alcoholizadas. Forja así su leyenda de poeta maldito, mal afeitado y ebrio, que le valdrá la admiración de unos y el rechazo de otros. Tras diez años, Jane Birkin ya no aguanta más, y le abandona.

 

Su obra integral aparece en una edición de varios CD, muy apreciada por los coleccionistas, ya que incluye numerosas canciones difíciles de encontrar (no incluye las canciones escritas para otros intérpretes). Después de ésta edición, parte hacia Nueva York donde grabará sus dos últimos discos Love on the Beat y You’re under arrest. Tras el reggae, se atreve con el hip-hop y el funk.

 

Serge Gainsbourg muere en 1991. Su tumba es una de las más visitadas, juntamente con la de Jean-Paul SartreSimone de Beauvoir y la de Charles Baudelaire. Desde 1991 su tumba se ve desbordada constantemente por plantas y objetos diversos que hacen referencia a las letras de sus canciones

Serge Gainsbourg es el padre de la actriz Charlotte Gainsbourg, fruto de su unión con la también actriz y cantante Jane Birkin.

 

Serge Gainsbourg ha marcado fuertemente la música francesa.

No dudó en realizar mestizajes en sus composiciones, mezclando influencias musicales de distintos orígenes y contribuyendo a popularizar algunas de ellas en Francia:

  • el funk, en temas como “No No, Yes Yes”, “En Melody” (de su disco Histoire Du Melody Nelson) y “Ketchup in The Night”.
  • el reggae, con el álbum Aux armes et caetera… seguido de Mauvaises nouvelles des étoiles grabados en Kingston Jamaica,
  • el rap con You’re under arrest,
  • la música afrocubana (Couleur café entre otras),
  • el jazz “Le Jazz dans le ravin”
  • la música clásica: muchos de sus títulos están inspirados en temas clásicos, como Lemon Incest o Ma Lou Marylou,
  • el rock sinfónico: Melody Nelson.

Por otro lado, Serge Gainsbourg imprimió su personalidad en sus textos. Con un estilo poético, no duda en producir rimas complejas utilizando a menudo el doble sentido. Las alusiones eróticas son más frecuentes cuanto más avanza su carrera. Algunas de sus canciones se recuerdan por su carácter provocador, como la que hemos dicho de alusiones a la felación en Les Sucettes o Jane Birkin simulando un orgasmo en Je t’aime, moi non plus, gran hit mundial o flirteando con el tabú del incesto en compañía de su hija, la frágil Charlotte Gainsbourg: durante los 80, acompaña a su padre en el dúo Lemon Incest, evocador título que suscitará numerosas críticas.

 

Gainsbarre llegará a la cumbre de la provocación erótica con el gran éxito Love on the beat: auténtico poema pornográfico, cuyo fondo sonoro está constituido por los gritos orgásmicos de Bambou (una de sus señoras), grabados sin que ella lo supiera.

 

Entre sus premios cabe destacar:

 

1996: César a la mejor música (título póstumo) por la película Élisa de Jean Becker (1994)

1965: Primer Premio en el Festival de la Canción de Eurovisión con el título Poupée de cire, poupée de son, interpretada por France Gall, representante de Luxemburgo. También será segundo en 1990 con White and Black Blues interpretada por Joëlle Ursull (Francia) y quinto en 1967 con Boum badaboum interpretada por Minouche Barelli (Mónaco).

Valoración crítica.

Y se preguntarán, ¿y todo este rollo para qué? Pues para que servidor (i) retome su exitoso blog de tiroriros (ii) y para cascarle un 1 a semejante bodrio. De hecho me confesaré: no la he oído hasta el final. Será muy importante este pollo pero la canción es un asco, me cago en los aranzadis de los abogados de la infanta, incluyendo al fiscal Hoooooraaaaaaachhhhh (dígase con asco)

5 comentarios el “102 de 1.001 canciones que hay que oir antes de morir.- “Le poinconneur des liles” por Serge Gainsbourg (1.958)

  1. Dos meses después vuelve La fuerza del sino. Bienvenido.
    ¡Hombreeee…! Sea un poco más benevolente con la canción, tiene su gracia. Lo que pasa es que a usted el sonido del idioma francés le produce un poco de sarpullido en las partes nobles.
    No tenía ni puñetera idea del tal Gainsbourg, del que sólo conozco (y gracias a usted con su información) la canción peñazo “Je t’aime moi non plus”, que causaría furor en el pasado pero ha envejecido peor que ciertas películas del Bergman o del Dreyer, me cagüen la toga y el martillo del juez supremo.
    Vamos a darle tres estrellas.
    Y otro día pondremos réplica musiquera.

  2. Le voy a dejar un tema de 1956 que me parece que no ha sido plantado en este jardín. No es una obra maestra pero sí mejor que algunos tiroriros de ese año.

    Pat Boone – “I Almost Lost My Mind”
    (Si le parece excesivamente largo el comentario bórrelo)

    No fue un innovador, pero sí un gran cantante. Es cierto que algunas veces cantó canciones de puro rock’n’roll y que a finales de los años cincuenta se vio obligado a competir con Elvis Presley en términos de mercado, pero la popularidad de Pat Boone era totalmente diferente. Presley había injertado en la tradición del blues las melodías populares del Sur y con ello había dado nacimiento al rock’n’roll. Boone, en cambio, nunca intentó salir de la veta melódica que años antes había iniciado Bing Crosby; naturalmente, en la voz y en las creaciones de Boone se hallaba la sal de los nuevos años, de las nuevas generaciones, pero el gran mérito de Boone está en haber hecho aceptar a un público más amplio los aires innovadores extraídos del rock. En muchos aspectos, Pat Boone fue un fenómeno contradictorio, casi un refugio para aquella parte conservadora del público norteamericano y mundial que criticaba los excesos del rock. Pat Boone ofreció a este público una visión más reposada, una posición más independiente, un contenido moral más aceptable. Fue lo suficientemente hábil y eficaz como para transformar canciones incendiarias como ‘Tutti frutti’, de Little Richard, en piezas aceptadas incluso por los padres de las nuevas generaciones. Su obra de mediación y divulgación fue, pues, fundamental. Charles Eugene Pat Boone nació en Jacksonville, Florida, el primero de junio de 1934. Su familia se trasladó pronto a Nashville, capital de la música country, y allí comenzó Boone a cantar canciones populares. Religioso y practicante, cantó incluso gospel en las emisoras de radio de la zona. Participó en algunos concursos para aficionados, ganándolos, y en la escuela conoció a la hermosa Shirley Foley, una cantante country muy popular. Vivieron un gran amor, y en 1953 se casaron. Después de su matrimonio, Pat Boone se dedicó a dar clases de educación física y a trabajar en la emisora WSIX. En 1955, fue contratado por el departamento discográfico de DOT, un sello que perseguía un proyecto ambicioso: hacer cantar por cantantes blancos canciones escritas por artistas negros. Así, Pat Boone se encontró ante un micrófono interpretando piezas como ‘Two hearts, two kisses’, de Otis Williams, ‘I’ll be hole’, de The Flamingoes, ‘Ain’t that a shame’, de Fats Domino, y ‘Long tall Sally’, de Little Richard. Naturalmente, las versiones de Pat Boone eran muy distintas de las originales: menos vitales, menos sensuales, al tiempo que los arreglos eran más suaves y se les habían agregado algunas tontas correcciones para hacerlos más accesibles al público blanco. No obstante, la fórmula resultó triunfante, y precisamente en este estilo Pat Boone se halló muchas veces a la cabeza de las listas de éxitos, vendiendo millones de copias de sus discos. Siempre elegante, con los cabellos permanentemente bien peinados, rigurosamente afeitado, la fascinación física era un arma adicional que Pat Boone sabía aprovechar con elegancia y convicción. Tenía todo el aspecto del “muchacho de la puerta de al lado”, lo que lo hacía agradable a todos y le permitía entrar sin riesgos en los hogares estadounidenses a través de discos y transmisiones. Por otra parte, el hecho de ser casado y de provenir de una familia de sólidos principios religiosos, lo ayudaba todavía más. Era natural, pues, que también el cine se fijase en él. En 1956, el año en que Presley hacía enloquecer al mundo con piezas como ‘Heartbreak Hotel’ y ‘Hound dog’, Boone firmó un contrato cinematográfico con Ia 20th Century Fox por un millón de dólares. En Hollywood, Boone fue “explotado” por sus indudables dotes de elegancia; así, interpretó brillantes papeles de “galán” en películas de riguroso final feliz. Durante varios años Pat dominó la escena. Sus canciones más famosas fueron ‘I almost lost my mind’ y ‘Don’t forbid me’ (1956), ‘Love letters in the sand’ (1957), ‘A wonderful time up there’ (1958), y ‘Johnny Will’ y ‘Moody river’ (1961); no faltaban asimismo interpretaciones de canciones tradicionales como ‘White Christmas’ y ‘I’ll see you in my dreams’. En 1962 llegó el éxito de la canción ‘Speedy Gonzales’, un divertido homenaje al velocísimo ratón de los dibujos animados. Pero precisamente ‘Speedy Gonzales’ fue el canto del cisne de la época de oro de Pat Boone. Algo se estaba rompiendo en su interior, la exigencia de llevar una vida según los principios evangélicos se hacía mayor y, durante un cierto período de tiempo, el artista interrumpió su producción discográfica para buscarse a sí mismo. En 1968 anunció un clamoroso regreso aunque con una nueva finalidad; formó la Pat Boone Family, con su esposa y sus cuatro hijas, y se dedicó a un intenso programa de espectáculos con finalidad social, grababa discos de gospel y no perdía ocasión para atacar el consumismo y la degeneración de los jóvenes. En 1977 tuvo una gran satisfacción: su hija, Debby Boone, inició con éxito su carrera como cantante solista de country.

  3. Les dejo a continuación los datos de contacto de la filial en Europa de “Guinness World Records Ltd”, la empresa que oficialmente registra los famosos “Records Guinness” a donde deben dirigirse para optar al de “entrada-de-blog-más-larga-con-el-comentario-más-largo-de-la-historia-de-internet” que creo está aún vacante:

    Guinness World Records Ltd.
    184-192 Drummond Street
    Third Floor
    London NW1 3HP
    United Kingdom
    EMEA@guinnessworldrecords.com
    T. +44 (0)20 7891 4567

      • Estoy de acuerdo Bakunin. Es muy simpática y tiene su lectura socio-política. Es una canción-protesta en toda regla que denuncia de modo divertido el aburrimiento existencial de un proletario explotado. (Conste que la he seguido gracias a los subtítulos en inglés pues mi francés no llega tan lejos). Cuatro estrellas, cuatro, por su buen humor.

        Y como premio, esta joya del pop setentero:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s