79 y 80 de 1.001 canciones que hay que oir antes de morir.- “Take my hand, precious lord” por Mahalia Jackson (1.956) y “Folsom prison blues” por Johnny Cash (1.956)

Hoy también tenemos dos entregas y seguimos anclados en 1.956.

La primera es una canción gospel bastante pesada de esta oronda mujer, cuya cabeza parece jibarizada en relación a su inmensidad corpórea. Luther King consideraba esta canción como una de sus favoritas: de hecho esta canción se cantó en los funerales del propio Luther King. Cuatro años mas tarde, Aretha Franklin interpretó la pieza en el funeral de la propia Jackson.

Se considera a Jackson como la mejor interprete de gospel o de “spirituals” de todos los tiempos, contribuyendo decisivamente a la difusión de este tipo de música, a la que permaneció siempre fiel. Solo hizo una excepción para cantar música profana, cuando grabó con Duke Ellington, un hombre también muy religioso, el disco “Black Brown and Beige“.

Me aburre, le doy un 1.

Folsom Prison Blues” estaba incluida en el primer disco de debut de Johnny Cash.

La historia cuenta que Cash escribió esta canción en 1952, mientras hacía su servicio militar en una base que el ejercito americano tenía en Alemania Occidental. La inspiración para esta canción nace después de ver una película que se llamaba “Inside the Walls of Folsom Prison” junto a sus compañeros de instrucción militar.

Esta canción es una de las más conocidas dentro de la extensa carrera musical de Cash que ya ha tenido su tiroriro en este blog hace dos entregas.

La letra va de un hombre solitario, que vivía en los trenes de carga y que tras asesinar a un hombre en Reno (Nevada) va derechito a prisión, como dios manda.

El protagonista de la historia dice: “I shot a man in Reno just to watch him die“, (es decir, maté a un hombre sólo para verle morir) Sobre esta frase, Cash mencionó que la había escrito después de “pensar en cual podía ser la peor razón para matar a una persona“. Pues mira que bien, ¿no te da vergüenza Cash?

Folsom Prison Blues” fue lanzada nuevamente en 1968, en versión grabada desde el histórico concierto que Cash dio precisamente en la Prisión de Folsom. En esta oportunidad la canción se hizo más famosa, convirtiéndose en un clásico de los conciertos del “hombre de negro”. Pues con 3 estrellas va servida.

El próximo Jueves no habrá entrega tiroriresca.

Mientras tanto, les hago una recomendación del documental “Searching for sugar man ”que podrán ver en un enlace abajo (en versión pirata pero de gran calidad) sobre la rocambolesca historia del cantante norteamericano de ascendencia mejicana Sixto Rodríguez que llegó a tener un éxito enorme en algunos países africanos (especialmente, Sudáfrica) durante los años 70. La “gracia” del asunto es que el pobre Sixto no se enteró de ese éxito hasta muchos años después.

Los derechos de autor que le hubieran correspondido por las ventas de sus discos seguramente se los quedo algún instituto Noos u otra Sociedad Sinónimo de lucro por el camino.

Él pobre Rodriguez despues de fracasar con dos discos en USA, decidió volver a trabajar como albañil y ya permaneció en el “economato” hasta que se rescató su historia a través de este documental que ha ganado el Oscar de este año.

El documental está, desde algunas semanas, en el número 1 de Film Affinity. Me han gustado tanto algunas de las canciones, que me he comprado la banda sonora de la peli, con el objetivo adicional (uno es  así de bueno) que le pueda llegar al pobre Rodriguez, algún beneficio económico a sus 70 años y en compensación de tan mala suerte y flagrante injusticia.

 Les recomiendo el documental vivamente.

http://www.peliculas4.com/ver-searching-for-sugar-man-2011-online-9-6232.html

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

6 comentarios el “79 y 80 de 1.001 canciones que hay que oir antes de morir.- “Take my hand, precious lord” por Mahalia Jackson (1.956) y “Folsom prison blues” por Johnny Cash (1.956)

  1. Recoñe, coincido con usted, don Álvaro, cero patatero para la canción de la Mahalia, pues el góspel me la refanfinfla en música y en contenido sobre todo, tanto Dios por aquí, tanta Biblia por allá…
    Y tres estrellas para la de J. Cash.
    Otro día continúo.

  2. Decíamos ayer…
    No iba a escaparme sin poner mi granito de arena que en esta ocasión corresponde a una versión (¡en castellano!) de una canción que lo más seguro se plante en estas tierras en su momento, en los años 60. Se trata de la versión del grupo malgache (parece que es el gentilicio de los nacidos en Magadascar) Les Surfs, la cual me gusta bastante más que la original de The Ronettes.

  3. Lo siento, pero no me gustan las de esta semana. Yo sigo con los Doors.
    Jim Morrison es un icono enorme. Las titis estaban locas con él. Es una pena que muriera tan joven. A vosotros no sé si os gustará tanto como a mí.

    • Por supuesto que me gustan The Doors. A don Álvaro parece que le interesan aunque no sé si usted no terminará saturándole. A Nsimalen seguro que no (excepto alguna excepción notable).

  4. Pues gustándome en general tanto la música negra (aunque no especialmente el gospel) como el country, no me entusiasman ninguna de las dos, aunque tampoco me desagradan. Dejémoslo en (***) para ambas.

    Y de postre, otro tema de gospel que uds. conoceràn:

    • Hombre, para lo único que hicieron que mereciera la pena digamos que le daría entre 3 y 4 estrellas, aunque no me gusta la voz de la cantante. Mejor es el coro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s