67 de 1001 canciones que hay que oir antes de morir.- “Burundanga” por Celia Cruz (1.956)

Después de dos semanas de merecido descanso funcionarial, vuelvo a mis quehaceres tirodiarios, mientras otros huyen de vacaciones, siendo plenamente consciente que en este regreso voy a recibir toda clase de improperios de las fieras corrupias que pululan por este blog (saludos a “basuril” en el improbable caso de que nos siga leyendo) pues la canción que les brindo hoy para colmar sus ansias tirorireras, hará saltar a mas de uno mientras sestea en el sofá.

¿Como quieren que pueda hacer un tiroriro semanal con artistas que se llaman Úrsula Hilaria Celia de la Caridad Cruz Alfonso de la Santísima Trinidad?. Solo copiar el nombre me ha llevado una mañana.

Nace en La Habana, presuntamente en 1924 y muere en USA en 2003. Digo “presuntamente” porque algunas fuentes señalan que nació cuatro años antes, dato de difícil comprobación dada la contumaz negativa de la estrella a confesar su edad, al igual que nuestra “Saritisima” (de la que, dicho sea de paso, hace varios años que no sabemos nada; debe estar muy malamente)

Hija de un fogonero de los ferrocarriles y de una ama de casa, Celia compartió su infancia con tres hermanos y once primos. Al ser la mayor de la tropa se encargaba de tranquilizarlos con sus canciones.

Su padre quería que Celia fuese maestra, por lo que esta se pueso a estudiar magisterio, pero cuando iba ya a terminar la carrera ahí se quedo para ingresar en el Conservatorio.

En 1950 se integrar en el famoso cabaret Tropicana, donde la descubrió el director de la Sonora Matancera, contratándola como solista de la orquesta. Con la Sonora Matancera estuvo 15 años.

A lo largo de los 50, Celia y la Sonora aportaron entre otros grandes exitos su Cao Cao Maní Picao y el tiroriro de hoy con la que consiguió su primer disco de oro.

Celia se había ganado ya varios de los apodos con que era conocida como la Reina de la Salsa o la Guarachera de Cuba.

El 1 de enero de 1959, llegaron los castristas a Cuba despues de Batista, dictadura por dictadura y tiro por que me toca. En 1960 la Sonora toca en México y, una vez allí, Celia decide no regresar a Cuba. Un año después Celia se muda a EEUU.

Su militancia anticastrista nace a partir de 1962 cuando al parecer no pudo volver a Cuba para el entierro de su madre. Llegó a confesar incluso que estaba dispuesta a inmolarse haciendo estallar una bomba si con ello hacía desaparecer «al Comandante»

Celia también hizo sus pinitos en el cine en Los reyes del mambo (1992) y Cuando salí de Cuba (1995); ambas películas reflejaban historias de los primeros exiliados cubanos con los que se identificaba.

«¡Azúcar!» era su característico grito, la contraseña de apertura y cierre de sus conciertos. De sonrisa contagiosa y persistente conquistó adeptos de todas las latitudes. Siempre estuvo abierta a nuevas experiencias que la llevaron a abordar otros ritmos y a unirse a proyectos en principio arriesgados para una artista consagrada.

Enfundada en sus fastuosos y extravagantes vestidos, tocada con pelucas imposibles y encaramada sobre zapatos de alto tacón Celia conservó hasta el último momento una vitalidad insólita.

A lo largo de más de 50 años cosechó multitud de éxitos y reconocimientos. Tiene su estrella en el Paseo de La Fama en Hollywood, cinco premios Grammy, doctorados Honoris Causa de tres universidades de USA, y recibió en 1994 el premio National Endowment for the Arts, de manos de Bill Clinton, el más alto reconocimiento que otorga el gobierno de USA a un artista. Multitud de discos de oro y platino, y más de 80 discos, muestran el enorme reconocimiento internacional que recibió Celia.

Dicen que un concierto que dio en 1987 en la Plaza de Santa España de Santa Cruz de Tenerife está en el Libro Guinness de Récords, como el concierto más grande al aire libre con 250.000 personas, cosa que hay que poner en solfa, como muestran las discrepancias que vemos últimamente en el cómputo de manifestantes/asistentes, se  trata de una ciencia compleja que se encuentra en estado muy primario todavía.

En cuanto a la canción, que quieren que les diga. Ya saben algunos que no soy nada amigo de la salsa, pues la repetición machacona y el ritmo son dos valores musicales que no son de mi agrado (salvo en los Conciertos de Brandemburgo). Irónicamente “Burundanga” era una de las canciones favoritas de Castro cuando estaba por la montaña escondido a punto de empezar la revolusssssion

Existe otra versión de Celia con la Lola de unos 8 minutos de duración que he decidido prudentemente omitir pues Uds, son capaces de hackearme la página.

Me despido rogando que como unsolo hombre  griteis conmigo: ¡¡¡Azúcar!!!

Nota: dadas las fechas navideñas no se garantiza la regularidad en la entrega de la mercancía tirorirera. El que esté “ahíto” de música y novedades le remito a las “sabanas blancas” que dirige con mano firme Nsimalen que ese si que las cambia a diario

Anuncios

8 comentarios el “67 de 1001 canciones que hay que oir antes de morir.- “Burundanga” por Celia Cruz (1.956)

  1. Ya era hora, cagüen las guerras púnicas. El 2º tema de free jazz estaba ya a punto de aparecer por aquí.

    La verdad es que coincido con usted en que, salvo excepciones honrosas y notables, los ritmos machacones me cansan y la salsa más bien me aburre.
    Con respecto al premio de más alto reconocimiento otorgado por el gobierno de USA a un artista hay que aclarar algo muy importante. Yo no digo que fuera o no merecido por Úrsula Hilaria Celia de la Caridad Cruz Alfonso de la Santísima Trinidad, pero todo aquello que fuera símbolo de anticastrismo era acogido casi de forma irracional por un país y unos paisanos expertos en defender lo indefendible, en someter otros pueblos sin tener en cuenta los derechos de los demás, en pregonar su amor a Dios y su odio al Comunismo. Casi como ocurre a otros niveles en esta España de pandereta y toros, esta España de estúpido paternalismo progresista creado por imbéciles asentados en sus poltronas parlamentarias, esta España donde se premia todo aquello que lleve firma de mano izquierda, independientemente de la calidad, brillantez o utilidad del producto o del productor. Así nos va.
    ¡Ah!, perdonen sus señorías, que aquí se habla de música.
    Pues con dos estrellas ya tiene bastante Úrsula.
    Y aquí le dejo uno de mis temas favoritos de mi grupo favorito del llamado Rock Sinfónico.

  2. BURUNDANGA. Aunque tenga mis prejuicios y predilecciones “de género” (bachata frente a salsa, soul frente a blues, pop frente a rock, etc.) procuro escuchar cualquier tema abstrayéndome de ellos, con oídos vírgenes, pues de vez en cuando aparecen notables excepciones. No es el caso. No me dice absolutamente nada el tema de la Cruz. Una estrella, pues.

    PINK FLOYD. Uds. los rockeros siempre han buscado alguna coartada que les redima de su devoción por la música horrísona y antimelódica. Y suelen ser dos: la del rock “sinfónico” (el cual le dotaría de un aura “digna” y culta) o la de las “baladas” (que hasta cultivan los “heavy-metal”). Pues aunque la mona se vista de seda, mona se queda. ¿O se cree que porque salgan unas negritas canturreando pueden salvar semejante vacuidad? ¿Y ud. me habla de música INSULSA? Otra estrella (virtual, esta vez).

    • Usted perdone pero de rockero tengo casi lo mismo que de salsero. ¿A usted no le gusta Pink Floyd? Pues no pasa nada. ¿O es que se cree que su estrella virtual me va a impedir el sueño esta noche? Seguro que prefiere Matt Monro o José Luis Perales o El Puma o Raphael o cancioncillas del Juan Carlos Calderón y tampoco pasa nada.
      Y los que me conocen ya saben de mi tocapelotismo.
      Otro de mis temas favoritos de mi grupo favorito del llamado Rock Sinfónico.
      Aquí también hay negritas y negritos (más pequeños que la del primer vídeo).
      ¡¡¡ Y es tema de BSO !!! (Tendré que ponerlo en cierto blog)

  3. Bakunin, hoy me ha pasado lo que a ud, otras veces. Después de tirarme como unos veinte minutos escribiendo un LARGO comentario, sobre el tiroriro y sobre su video, al pulsar “publicar comentario” todo ha desaparecido y se ha ido a la mierda.
    ¿Será culpa nuestra o el WordPress falla bde vez en cuando? Sea lo que sea ME SIENTO INCAPAZ DE REPRODUCIR LO QUE HABÍA ESCRITO, así que a la mierda todo!!! Uds. se lo pierden

    • Anónimo creo que su comentario si ha sido publicado, lo que ocurria (creo) es que estaba pendiente de moderación…A partir de ahora no habrá moderación, expelen Uds. los exabruptos que consideren pertinentes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s