55 y 56 de 1001 canciones que hay que oir antes de morir.- “Wind” por Nolan Strong and The Diablos (1.954) y “My funny Valentine” por Chet Baker (1.954)

Pues vamos con otra entrega de dos, pues los tiroriros no son para tirar cohetes.

La primera canción, según el “titotiro” , la interpreta su cantante en un “dulce falsete”, expresión que a mi me suena contradictoria “in terminis”  pues una cosa negativa (falsete) con una buena (dulce) no convierte el resultado en bueno, sino que da lugar a un engendro.

Es como el concepto “discriminación positiva” que, por mucho que lo tildes de “positivo” no deja de ser una discriminación como una catedral. O tratar de mejorar dos cajas de ahorros ruinosas por medio de su fusión, procedimiento  que no da como resultado una entidad boyante, sino un monstruo horroroso al que al final le tienes que inyectar 23.500 millones de euros con cargo al contribuyente para que sobreviva.

Así que cate para el verdadero falsete. Un uno.

La segunda canción es de Chet Baker.

Según la Wiki este hombre es uno de los músicos de jazz más populares de la historia. Su imagen, biografía, leyenda y cualidades artísticas conformaron un artista muy atractivo para el gran público, desbordando los habituales círculos restringidos del jazz.

Su música, exponente del estilo cool (el west coast jazz de los años cincuenta) es sumamente accesible y casi siempre está vinculada a la balada intimista, lírica y delicada.

Con 16 años se alistó en el ejercito y cuando se licenció, estudio teoría musical en Los Ángeles. Allí entró en contacto con algunos de los mejores trompetistas como Dizzy Gillespie, Red Roney, etc.

Como el trabajo no abundaba, se reenganchó en el ejercito en 1950 aunque un destino nada cómodo en el desierto de Arizona le separó definitivamente de la vida militar.

Vuelve a California y tuvo la fortuna de que Charlie Parker, que estaba de gira por la zona, necesitaba un trompetista para su grupo. Chet Baker, se puso a la cola de los mas de cincuenta aspirantes al puesto que esperaban turno de audición en el “Tiffany’s Club“. Después de escucharle, “Bird” tuvo bastante, suspendió la audición y lo contrató para varios conciertos en su gira californiana y también en Canadá.

Conoció a Gerry Mulligan, en 1952 y formaron un peculiar cuarteto, el magnifico, “Gerry Mulligan Quartet” en el que por primera vez, desaparecía el piano para dejar paso a una línea de vientos ágil y contundente al mismo tiempo.

Uno de los primeros discos de Baker fue Gerry Mulligan Quartet (1.952) que incluía la famosa interpretación de “My Funny Valentine“. Aunque no lo tengo cien por cien seguro, creo que la primera versión de esta canción sería instrumental y que la repetiría en otro disco de 1.954 (que es la fecha en la que estamos).en versión vocal.

El estilo de Baker y Mulligam en esta época se hizo muy popular y fue tomado como insignia del jazz de la Costa Oeste de los Estados Unidos

Cuando Baker y Mulligan se separaron, el trompetista encontró a su siguiente socio, el magnifico pianista, Russ Freeman, con el que graba discos importantísimos.

Baker se hizo adicto a la heroína en los cincuenta y fue encarcelado varias veces durante periodos cortos de tiempo, siendo en los sesenta cuando su adicción empezó a interferir en su carrera. Fue arrestado en Italia en el verano de 1960 y pasó casi un año y medio entre rejas.

En 1966, sufrió una paliza en San Francisco como consecuencia de sus trapicheos con las drogas, que le motivo algunos “desperfectos” en su dentadura que le llevaron incluso a tener que modificar la embocadura de su trompeta.

Retomando cierto control sobre su vida con la metadona y la inestimable ayuda de su colega Dizzy Gillespie, Baker consiguió recuperarse algo, si bien en 1.988 muere en extrañas circunstancias al caer por la ventana de un hotel en Ámsterdam tras consumir heroína y cocaína. Tenia 59 años.

Pues, a pesar de las yoyas que con seguridad me caerán de D. José Indignado (que conozco es seguidor del tal Baker) le voy a cascar dos estrellas y que sea lo que Dios quiera.

Anuncios

6 comentarios el “55 y 56 de 1001 canciones que hay que oir antes de morir.- “Wind” por Nolan Strong and The Diablos (1.954) y “My funny Valentine” por Chet Baker (1.954)

  1. Empecemos por la 55.
    Posiblemente sea el tiroriro más malo de cuantos han aparecido por esta isla virgen. ¡Qué pena no poder ponerle un cero zapatero!
    Y ya que el título es “The wind”, voy a poner un tema de jazz con ese mismo título a cargo de uno de los grandes del jazz: Keith Jarrett. Doy por hecho que usted en algún momento se sentó en el sillón, apagó la luz o cerró los ojos y se dispuso a escuchar a Chopin. No es equiparable, ya lo sé, pero esto mismo lo he hecho con el tema que incorporo. Me pone la carne de gallina. Y no sé explicar mis sentimientos.

    DonJosé Sensiblero

  2. Canción 56
    ¡Ay, ay, ay! Usted me reprobó mi opinión (meses atrás) sobre cierta ópera y yo, medio sonrojado, callé. Ahora me toca a mí. Debe usted saber que el gran Chet Baker es una figura de las más interesantes dentro del jazz. Y que el tema que nos ocupa, versionado por decenas y decenas de intérpretes variados (desde Sinatra, Ella, Miles, en los años 50, hasta Linda Ronstadt o Keith Jarrett) es uno de los importantes de ese mundo musical. Sí, cierto es que Chet no pudo presumir jamás de una buena voz, pero la suavidad de su fraseo y la intimidad en su forma de decir las cosas le hicieron especial. Yo le prefiero tocando la trompeta pero su voz me relaja.
    Y, para no cansarle agrego otro tipo de música. Es un poco de música Celta del grupo “Nightnoise”. Como usted puede comprobar no sólo el jazz me apasiona.

    DonJosé Relajado

  3. Hola, soy uno de esos tantos silenciosos que siempre revisábamos tu blog para ver las canciones cada semana y entretenernos con tu opinión y la de Bakunin al respecto de estas y claramente ya desde hace un tiempo que no sigues actualizando el blog y la verdad es que nos gustaría seguir viendo tu revisión de aquel libro. Considéralo 🙂

    • Querido anónimo, desde mi retiro vacacional sin duda bien merecido y con la brevedad que me impone las limitaciones de conexión interneteras del area de brecha digital donde me encuentro es para mi motivo de orgullo y satisfacción comunicarle que en breve se retomara esta magna obra para dar debida satisfacción a la creciente demanda social que así lo exije En la tercera semana de septiembre abordaremos el siguiente tiroriro con los honores que se merece. Mientras tanto pongame a los pies de su señora

    • Señor don Anónimo, no engañe usted a Don Álvaro, dígale que se ha vuelto un vago de tomo y lomo y que viendo que aquí no vota ni Dios las canciones no es extraño que piense abandonarnos.
      Vamos, atrévase, ponga su nick, no sea tímido y vote a los tiroriros.

      DonJosé Albaceteño.

  4. Pingback: 59 de 1.001 canciones que hay que oir antes de morir.- “I get along without you very well” por Chet Baker (1.954) « aquitodovale

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s