9 de 1001 canciones que hay que escuchar antes de morir.- “I want a little sugar in my bowl” por Nina Simone

En la canción número 2 ya hablamos de Bessie Smith, la llamada “Emperatriz del Blues”.

Al igual que decidí entonces prescindir de la versión de Smith (quebrantando gravemente a la primera ocasión que tuve la norma que me había autoimpuesto de subir siempre la versión original) reincido ahora proponiendo otra versión para esta canción. Se trata de una exquisita versión de Nina Simone, bellísima voz que descubro ahora quitándome el sombrero.

Si la Smith era la “Emperatriz del blues” esta no le va a la zaga pues era conocida como la “Gran sacerdotisa del Soul”, ahí es nada…

Dice la Wiki que la voz de esta señora es de “alto” (o sea, contralto) la tesitura mas grave en el espectro vocal femenino. Y a fé que debe ser cierto, pues la primera impresión que tienes oyendo la canción es que la interpreta un varón “marcado por la ingle con un fruto”, como decía el poeta.

Parece que esta señora fue bastante precoz en sus dotes musicales. A los 4 años ya tocaba el piano y a los 10 ofrecía recitales públicos; precisamente en uno de estos recitales empezó a fraguarse su sólida militancia en defensa de los derechos ciudadanos (*) al ver cómo sus padres que estaban en primera fila fueron desalojados de su banco para dejar espacio a unos asistentes blancos. Desde luego, “sin non e vero e ben trovato...”; no nos extraña que la mujer se revelara con una personalidad “altanera , arrogante y distante” como dice la Wiki que era esta buena mujer, pues el trauma debió ser considerable para tan tierna infante.

Nina Simone” es un seudónimo: “Nina” por que así la llamaba su novio y “Simone” de la actriz Simone Signoret; esta última explicación de la Wiki me parece a mi una trola catedralicia pues dudo que en aquella época tuviese gran predicamento el cine francés y menos entre la población negra. Quedémonos con la idea de que Nina Simone no era su verdadero nombre.

Entre las canciones exitosas que se citan de Nina (y que me suenan por su título) están “I love you Porgy ” (de G. Gershwin) y “My babes just cares for me” (éxito en los 80 en UK al ser muy difundido en un anuncio de perfume) y “Sinnerman “.

En 1.970 se va fuera de USA y cuando vuelve en 1.978, le están esperando con “ansia viva” – como diría el gran José Mota-, las autoridades fiscales para intentar meterle un paquete por no pagar impuestos, cosa que al parecer era verdad pues la mujer se negaba a ello en protesta por la participación de USA en la guerra de Vietnam, excusa un poco menos espurea que las que esgrimía Lola Flores pero también de escasa utilidad frente a las siempre implacables Haciendas que en todo momento y geografía han sido.

Como punto negro (nunca mejor dicho) en su biografía cabe citar que cantó con Raphael, que es un señor que es consuegro del Presidente del Congreso.

La canción y, sobre todo, la voz de esta mujer me parecen maravillosas, de una sensualidad y ritmo arrebatadores (parece que la letra también tiene su sentido erótico por debajo). Lo que es mas importantes, “excita” mi curiosidad para conocer los “The very best…” de esta señora…así que doblemente agradecido la doy un 5 que ya vendrán otros a aguar la fiesta 😉

(*) A mi eso de los derechos civiles que tanto emplean en USA me suena raro en nuestro idioma. ¿derechos civiles en oposición a qué? ¿A derechos militares? Los derechos son constitucionales, políticos, etc…pero ¿civiles?.

Anuncios

Un comentario el “9 de 1001 canciones que hay que escuchar antes de morir.- “I want a little sugar in my bowl” por Nina Simone

  1. Mire usted, señor, soy un ignorante que sólo conoce un idioma (y no tanto como uno quisiera) y la verdad es que cuando escucho un tema musical en inglés, francés, latín o esperanto, sólo puedo fijarme en la voz y en la música.

    Está claro que su señoría y un servidor coincidimos cada vez menos en cuanto a gustos cinematográficos o musicales. No voy a valorar la voz de la Simone, que siendo más que aceptable no me llega a emocionar. Perdón, dentro de las decenas y decenas de canciones que habré escuchado de ella sí que hay una canción que me emociona, que me desarma, que me aterra, que me golpea desgarrándome la posible alegría que tuviera en ese momento, y es una versión de la magnífica “Ne que quittes pas” de Jacques Brel: una muestra es http://www.youtube.com/watch?v=7ihFNf2nKTQ&feature=related, pero claro, es que la canción cantada por el autor ya era desoladora de por sí: http://www.youtube.com/watch?v=dSfc662vXZU.

    Bien, Nina Simone no tocaba mal el piano, cantaba mejor, pero…

    atentamente

    DonJosé

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s