8 de 1001 canciones que hay que escuchar antes de morir.- “Minnie the Moocher” por Cab Calloway y su Orquesta (1.931)

A velocidad de crucero, prietas las filas firme el ademán, nos plantamos en la década de los 30.

Este señor tan estrafalario, que baila con esos movimientos espasmódicos, es Cab Calloway, un extraña mixtura entre Prince y Chiquito de la Calzada.

El bueno de Cab, apodado “Hi de Hoh man”, fue uno de los vocalista de grupo mas famosos de los años 30, debido a sus estrambóticas interpretaciones. Era particularmente celebre por sus “scat” vocal (en el diccionario de inglés nos dicen que “scatter” es dispersión) por lo que podríamos traducir la rara habilidad de tan singular sujeto como “dispersión/improvisación vocal”; es decir, el uso de términos sin sentido, utilizados de forma improvisada como en esta canción que le valió el sobrenombre antedicho y el salto a la fama.

Parece ser que al interpretar otra canción se le olvido la letra sustituyéndola por sonidos improvisados, lo que le llevó ante el inesperado éxito del despiste a escribir esta canción en 1.931. La gracia del asunto es que en los conciertos las improvisaciones iban ganando en complejidad por lo que el publico acababa descojonado al intentar, esforzada pero vanamente repetir las ocurrencias del cantante.

La canción de marras ha tenido su adecuada referencia en el mundo del cine.

Así en “Una noche en la opera”, Groucho Marx le dice a otro personaje “ ¿Estás dispuesto a pagarle 1.000 dólares por noche sólo por cantar? Con 75 céntimos consigues un disco con la canción “Minnie the moocher” y …con un dólar y medio a la propia Minnie

Pero sin duda la referencia cinematográfica mas importante es la aparición del propio Calloway cantando esta canción con 70 castañas en “The Blues Brother” (“Granujas a todo ritmo” de J. Landis. 1980) que para documentarme ví ayer por primera vez (le otorgo un modesto 4 en Film Affinity). También se canta por un actor que interpreta a Calloway en “Cotton Club” de F.F. Coppola.

A mi este juego de emisión de sonidos y repetición borregunas del publico me parece ahora una soplapollez. Es verdad que me divertía hace muchos años: recuerdo que la practicaba con profusión Miguel Ríos en aquel disco en directo de enorme éxito “Bienvenidos!: un servidor cuando asistía a sus conciertos, participaba gustosamente en ese extraño rito. Bastantes años después no le veo maldita la gracia, así que le tengo que endosar una pullita-estrellita a Calloway por ser pionero en tan majadera práctica.

Además, dejando a un lado la anédota, la canción es fea de cojones.

Anuncios

Un comentario el “8 de 1001 canciones que hay que escuchar antes de morir.- “Minnie the Moocher” por Cab Calloway y su Orquesta (1.931)

  1. “Oiga mozo, ¿y no sería más fácil que en lugar de intentar meter mi baúl en el camarote, metiera mi camarote dentro del baúl? ” (y dos huevos duros)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s